Cada semana nuevos arcanos mayores en nuestro Curso Gratuito de Tarot con dos nuevas figuras: La Emperatriz y La Sacerdotisa.

Nuestra maestra en magias nos muestra sus distintos significados dependiendo de los matices que ella misma te cuenta. Síguenos en cada uno de nuestros programa y conoce algo más de estos arcanos y el mundo de la adivinación.

La emperatriz: Es una mujer. Tiene un escudo con un águila en algunos tarots en el regazo y otros a los pies. Tiene una corona. Tiene un cetro con una cruz en la punta, visto al revés parece el símbolo de venus.

Está sentada en una silla, que puede tener la apariencia de alas Su manto llega hasta el piso y en ocasiones tiene flores y hasta triángulos. En ocasiones está en un bosque y un manantial. En ocasiones hay una luna a sus pies. Simboliza la vida familiar, la familia, la madre, la fertilidad.

Otro de los arcanos de nuestro Curso gratuito tarot, La sacerdotisa:

La Gran Sacerdotisa, el arcano número 2, se asocia con el cosmos, como pareja de dos universos gemelos, y con la carga eléctrica. Ella se encuentra en la antesala del Templo, que a un lado tiene una columna blanca (el universo material) y al otro una de color negro (el universo antimaterial).

En el Tarot Rider-Waite, La Sacerdotisa es una mujer madura; pero todavía hermosa… Está sentada entre dos columnas, una negra y otra blanca, con las iniciales B y J respectivamente; éstas columnas reciben el nombre de Boaz y Jakin y representan a las dos columnas del porche del Templo de Salomón.

Boaz simboliza la fuerza y Jakin, la justicia; que según los tarotistas, éstas representan los dos principios, activo y pasivo que conforman la Sabiduría. Detrás de la Sacerdotisa, hay un velo estampado con granadas, representando la pureza imperecedera y virginal, pero no se trata de una pureza sexual, sino más bien hace referencia a la pureza del Conocimiento Espiritual, alejado de todo ámbito mundano.

Detrás de éste velo y las columnas se puede entrever de fondo, un mar azul: El agua de donde proviene la Vida (como símbolo de la Creación) y que curiosamente en Psicología esto mismo representa al Inconsciente Humano…

En otras palabras, La Sacerdotisa protege todos los secretos del mundo externo (la vida y el origen de todo) y el mundo interno (la mente humana). Lleva sobre su cabeza una especia de tiara con la forma de las tres fases visibles de la Luna (creciente, llena y menguante) que son los tres aspectos de la divinidad femenina, a saber: La doncella, la madre y la anciana.

Ésta tiara también simboliza la coronación de la sabiduría como sabiduría-divina como el conocimiento receptivo, pasivo, fértil y reflexivo, en contraposición con cartas como El Mago, una clase de Sabiduría mucho más activa y agresiva. En su mano sostiene el pergamino de La Torá, la Ley Hebrea, y que a su vez, como pergamino o como libro, nos está simbolizando la revelación de los secretos ocultos.

A su pie izquierdo está pisando una Luna Creciente recordándonos de nuevo el aspecto de lo divino-femenino, o como dice el propio Waite: “Mujer y madre espiritual”. En el Tarot de Marsella la Papisa es una referencia a la leyenda medieval de la Papisa Juana y al deseo que la mujer ejerciera cargos eclesiásticos, algo que sí ocurría en la civilización occitana y la filosofía de los cataros.

Más Arcanos la próxima semana en nuestra sección

Ya sabes que nos puedes seguir en nuestras redes sociales:

A %d blogueros les gusta esto: