•  · El proyecto contempla dos posibilidades, bien poner una nueva losa encima de la existente o eliminar la losa existente y poner otra nueva.

La alcaldesa de Getafe, Sara Hernánez, y el concejal de Sostenibilidad, Jorge Rodríguez, mantuvieron una nueva reunión con los vecinos y vecinas afectados por las vibraciones en la línea 4 de Cercanías, en la que por primera vez han estado presentes técnicos de RENFE y ADIF, que han explicado a los afectados en qué consistirán las obras para el cambio de la losa actual como medida para evitar las vibraciones.

En estos momentos se está redactando el proyecto, que contempla dos posibilidades de actuación que se han planteado a los vecinos y vecinas, por una parte se trataría de poner la nueva losa encima de la existente. Otra solución ofrecida es eliminar la losa actual y poner otra nueva. Ambas soluciones requieren el cambio de catenarias para ponerlas más altas. Los técnicos de ADIF se han comprometido a encontrarse de nuevo con los vecinos para explicarles el proyecto una vez que esté totalmente finalizado y se decidida la alternativa con relación a la losa.

La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, ha reiterado su “compromiso con los vecinos y vecinas afectadas por este problema para buscar una solución definitiva. Es importante que por primera vez hayamos conseguido que los vecinos hayan podido transmitir sus problemas directamente a los técnicos y en esa línea seguiremos trabajado”. Asimismo los técnicos de ADIF compartieron las conclusiones de las mediciones realizadas en el mes de julio en 4 viviendas, tras las que se ha determinado que había 8 trenes que tenían mal la rodadura, afectando a las vibraciones. RENFE ha asumido el compromiso de repararlos y hacer una vigilancia y seguimiento de su estado, además de continuar revisando el resto de trenes de manera periódica.

También se han comprometido a remitir a la alcaldesa, tal como les ha requerido, el informe sobre el estado de esos 8 trenes y las reparaciones a realizar. Por su parte, los vecinos afectados y el Gobierno Municipal siguen solicitando la reducción de velocidad a 50 Km/h. Los técnicos han confirmado que en la actualidad los trenes están pasando a 80 km/h los de pasajeros y 50 km/h los de cercanías. Los técnicos de ADIF también se han comprometido que si al comprobar y reparar el material rodante de esos 8 trenes se constata que siguen las vibraciones, procederían a estudiar la malla de velocidad para ver si es posible su reducción, porque cualquier cambio afecta a los horarios en todas las demás líneas.

Por último, ante la insistencia de los vecinos y vecinas, los técnicos de ADIF se han  comprometido a estudiar la posibilidad de poner un detector de vibraciones en las vías hasta en tanto se acometan las obras del cambio de losa.

Publicidad