El Ayuntamiento de Getafe junto a los de Madrid, Rivas-Vaciamadrid, Pinto, la Comunidad de Madrid y la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, han mantenido una reunión de trabajo con el fin de tomar medidas que pongan fin a los olores que afectan a los vecinos de Perales del Río, así como a los del entorno del sur y este de Madrid, procedentes de la acumulación de instalaciones de depuración y residuos.

En base a que no vuelva a repetirse una situación como la del año pasado en la Finca de la Torrecilla, provocada por  los olores de los lodos tratados, se están manteniendo reuniones quincenales, y se está llevando a cabo una vigilancia que impida que cualquier acopio que se realice no genere procesos de autocombustión con efectos de olores y gases.

Madrid ha anunciado que además,  sumará mecanismos de control y vigilancia para evitar nuevos episodios de olor en el entorno, a la vez que de forma paralela se está comprobando el expediente de la licencia del concesionario de la finca, dado que podría no adecuarse a la normativa actual.

Publicidad