• Construida en 2004, la plaza lleva sin acoger corridas desde 2016
  • Se convertirá en una instalación deportiva y cultural

La plaza de toros de Getafe, inaugurada en 2004, tiene una capacidad para 5.000 espectadores y recabó una inversión de unos 3 millones de euros, aunque en 2013 dejaron de celebrarse corridas de toros, y fue en 2016 cuando se cerró por deficiencias en su estructura.

El Ayuntamiento de Getafe convertirá la plaza de toros, la cual lleva dos años y medio cerrada, en un espacio deportivo y cultural, según ha anunciado este martes la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, durante su intervención en el Pleno sobre el Estado de la Ciudad.

Hace un año y medio, el Ayuntamiento realizó un informe que indicaba que la plaza de toros presentaba vicios ocultos en su construcción que la hacían inservible y necesitaba arreglos por valor de 250.000 euros para restaurar su utilidad.

Un análisis de la funcionalidad del edificio y depuración de responsabilidades estableció que se había producido “la ruina de la obra, lo que la hacía inútil para la finalidad que es propia, ya que afecta a elementos esenciales de la construcción”.

Además, las obras de recuperación que harían falta consistirían en el desmontaje de las tres gradas, el saneado y limpieza de las gradas y de las zancas, eliminando las partes rotas y disgregadas, así como la colocación de puentes de unión a base de perfiles estructurales de acero, entre otros trabajos.

Publicidad