Tras meses de silencio por parte de la Consejería de Educación de Madrid, el Gobierno de Getafe ha decidido apoyar la denuncia del AMPA (Asociación de padres y madres de alumnos) del CEIP Miguel de Cervantes a la Comunidad de Madrid, por incumplimiento de la normativa vigente al implantar una política de construcción de centros educativos públicos por fases.

Éste y otros colegios afectados como El Bercial, Carlos V, María Blanchard, Daoiz y Velarde y el IES Elisa Soriano han visto mermada la calidad de educación en sus alumnos y coinciden en que sus centros no cumplen los requisitos que establece el Real Decreto 132/2010, de 12 de febrero.

Al no haber obtenido respuesta alguna desde el pasado mes de noviembre, el Ayuntamiento está estudiando llevar a cabo otra serie de medidas legales que insten a la Comunidad de Madrid a solventar esta situación. El propio consejero de educación, Herminio Vico, ha manifestado abiertamente la necesidad de que terminen las obras del centro para que los niños y niñas puedan contar con un colegio digno, y que están dispuestos a mostrar todo su apoyo a la comunidad educativa para que así sea.

Publicidad